Ene 14 2010

OLIGOELEMENTOS

Published by madresguerreras at 18:48 under Tratamientos biológicos

Concepto: Son aquellos elementos que se encuentran en el ser humano en concentraciones inferiores a 1 miligramo por kilo de peso. Hay otros elemento que se utilizan en oligoterapia, pero que no son verdaderos oligoelementos pues su concentración en el cuerpo supera esta cifra de 1 miligramo por kilo de peso como: magnesio, potasio, etc

Los oligoelementos actúan como cofactores de enzimas y por eso son imprescindibles para mantener el estado de salud.

Podemos clasificarlos en dos grupos:

a) Oligoelementos esenciales: son aquellos cuya carencia originan graves alteraciones de la salud e incluso la muerte. Los oligoelementos esenciales son: hierro, yodo, cobre, manganeso, zinc, cobalto, molibdeno, selenio, cromo, estroncio, vanadio, flúor, níquel y arsénico.

b) Oligoelementos no esenciales: son aquellos cuyo déficit no origina una disfunción grave. Podemos distinguir aquellos elementos de los que no se conoce una acción en el organismo (puede que sean unos contaminantes inofensivos), y aquellos que si tienen un papel biológico en el organismo, aunque no de una importancia del grupo esencial. En este segundo grupo encontramos: plata, aluminio, bario, boro, litio, oro, plomo, estroncio y titanio.

La deficiencia de un oligoelemento provoca una disfunción en el funcionamiento del organismo, si persiste esta deficiencia se pasa a una enfermedad funcional, y si se mantiene suficientemente este déficit, aparece una enfermedad lesional. Los oligoelemento pueden resolver las dos primeras fases, en la tercera etapa, se precisan otros tratamientos, y el oligoelemento solo es útil para evitar que el mecanismo lesivo vaya aumentando.

La carencia de oligoelementos puede deberse a una dieta poco equilibrada o a la ingesta de antagonistas (tales como metales pesados). Hay que tener en cuenta que la cantidad de oligoelementos en los vegetales depende de las características del terreno en donde se han cultivado. No es infrecuente que los oligoelementos medidos en sangre tengan unas cifras absolutamente normales, sin embargo haya un déficit intracelular, ya que el oligoelemento en cuestión no sea capaz de entrar dentro de la célula, de hecho esto es lo habitual (que las cifras sanguíneas sean normales). Por ello en la administración de oligoelementos la forma de administración es tan importante como el propio oligoelemento, es decir se pre3cisa administrar en forma de gluconatos, lo que asegura que el oligoelemento pueda ingresar en la célula.

En el desarrollo de los estudios sobre oligoelementos (Jaques Menetrier), se observó que determinados elementos administrados en una misma enfermedad obtenían resultados dispares, en unos casos mejoraba la enfermedad, mientras que en otros casos ni tenían ningún efecto. Con el tiempo se ha podido constatar que bioquímicamente somos diferentes unos de otros, y según nuestra dotación genética tenemos tendencia a ser deficitarios de uno u otro oligoelemento, esto clínicamente se observa en grandes rasgos que podemos agrupar en determinados síndromes:

a) Síndrome hiperreactivo: hiperactivos, emprendedores, gran confianza en sí mismos, astenia matutina – euforia vespertina, mejoran tras el ejercicio, dispersión intelectual, nerviosos, enérgicos, en ocasiones irritables y coléricos, resultados brillantes, buena capacidad de concentración, poca perseverancia, optimistas. Aunque como todo síndrome se ha de valorar que no siempre se cumplen todos los requisitos, ni mucho menos con una misma intensidad, este prototipo si nos sirve para orientarnos, frente al déficit de Manganeso.

Las patologías asociadas a este síndrome son: migrañas, eczemas alérgicos, urticarias, asma alérgico, rinitis, hipertensión arterial, taquicardias, algias erráticas, neuralgias, artritis, litiasis, gota, hipertiroidismo, hipermenorrea, dismenorrea. Este síndrome sería equivalente a lo que en acupuntura llamaríamos patología del Zu Jue Yin (meridiano del hígado).

El oligoelemento base deficitario es: Manganeso.

b) Síndrome hiporreactivo: fatigables, poca resistencia, necesita descanso tras el ejercicio, astenia máxima nocturna, se levanta pronto y se acuesta temprano, necesita vacaciones para descansar, poca concentración, mejor rendimiento matinal, calmado, equilibrado y metódico, razona friamente, constancia, pesimista, melancólico, falta motivación e interés, si está fatigado se vuelve nervioso y gruñón.

Las patologías asociadas a este síndrome son: fragilidad respiratoria, infecciones del vías respiratorias superiores (sinusitis, otitis, rinofaringitis), estreñimiento o diarrea, hipotiroidismo, oligomenorrea, anemia y/o leucopenia, restraso en el crecimiento del niño, criptorquidia, laxitud ligamentosa, acné, psoriasis, lipotimias, eneuresis. .Aunque aquí, en acupuntura estamos hablando de mas de un meridiano afectado, principalmente está afectado el Zu Tai Yin (meridiano del bazo).

El oligoelemento base deficitario es: Manganeso – Cobre (2 elementos asociados).

 

c) Síndrome distónico: astenia matinal con agravaciones a lo largo del día, no se recupera con el reposo, angustia y ansiedad, nerviosismo, emotividad, insomnio, típico de la época menopáusica, laxitud y parestesias, euforia nocturna, pérdidas temporales de memoria, amnesia de acontecimientos recientes, tendencia a la depresión y melancolía.
Las patologías asociadas a este síndrome son: alteraciones circulatorias, hemorroides, artritis, cefaleas difusas, gastralgias, urticarias y eczemas crónicos, liquen plano, artrosis, alteraciones de la menopausia, infarto de miocardio, nefritis, parestesias, vértigos, acúfenos, colopatías funcionales, disnea, ansiedad. La correspondencia con la acupuntura sería de varios meridianos implicados, pero básicamente están implicados los meridianos Zu Jue Yin, Shou Shao Yin y Shou Tai Yin (meridianos dehígado, corazón y pulmón).
El oligoelemento base deficitario es: Manganeso – Cobalto.
d) Síndrome anérgico: disminución de la vitalidad, astenia todo el día, insomnio, pesadillas, alteraciones importantes de memoria y concentración, indiferencia por la vida, ideas de muerte y suicidio.
Las patologías asociadas a este síndrome son: infecciones severas, depresiones, obsesión suicida, enfermedades reumatológicas degenerativas, degeneraciones tisulares, leucemia, cáncer, envejecimiento global. Este síndrome se correspondería en acupuntura con la patología del Zu Shao Yin (meridiano de riñón).
El oligoelemento base deficitario es: Cobre – Oro – Plata.
e) Síndrome neuroendocrino: alteraciones endocrinas, astenias periódicas sin horario fijo, imposibilidad de concentración, fatiga intelectual, somnolencia postprandial, depresión, melancolía, abulia, en ocasiones bulimia.
Las patologías asociadas:
1)Sintomatología hipófiso-genital: criptorquidia, enuresis, impotencia sexual, disminución de la líbido, síndromes prostáticos. La correspondencia con la acupuntura sería principalmente la patología de Zu Shao Yin y Shou Shao Yang (meridianos de riñón y meridiano de triple recalentador).
El oligoelemento base deficitario es: Zinc – Cobre.
2)Sintomatología hipófiso-pancreático: diabetes, obesidad, alteraciones en piel, uñas y pelo, alteraciones cutáneas atípicas. La correspondencia con la acupuntura sería la patología de Zu Tai Yin y Shou Tai Yin (meridiano del bazo y meridiano del pulmón).
El oligoelemento base deficitario es: Zinc – Niquel – Cobalto




Trackback URI | Comments RSS

Dejar un comentario

Tu deberías estar Logueado para postear un comentario.